En la Sexualidad Tántrica, también conocida como la Sexualidad Consciente, el hombre multiorgásmico tendrá orgasmos controlando su eyaculación. Un beneficio del orgasmo energético es que, al dejar de estar en la intención y en el control de la mente, el cuerpo podrá llevar el “mando” y estarás en armonía con tu pareja. Tus gestos y tus acciones responderán a las necesidades y deseos de la persona con la que interactúes.

De la serie de entrevistas realizadas por Élise Di a Christian de La Casa Dorada.

ÉLISE: ¿Qué es un hombre multiorgásmico?

CHRISTIAN: antes de definir lo que es un hombre multiorgásmico, es importante tener en cuenta algunas particularidades.

La gran mayoría de los hombres piensan que un orgasmo está necesariamente ligado a la eyaculación y que es la eyaculación la que produce el orgasmo.

En segundo lugar, hay parámetros de edad y condición física y mental que influyen en la frecuencia de un orgasmo. Un hombre sano de 20 años puede tener orgasmos eyaculatorios sucesivos muy juntos en la misma sesión sexual, mientras que un hombre de 65 años de salud media puede tener que esperar hasta varios días entre dos orgasmos (eyaculatorios).

Durante el acto sexual, los receptores sensoriales y las neuronas son fuertemente estimulados. En el momento de un orgasmo eyaculatorio, se producirá una secreción de hormonas, endorfina y prolactina. El deseo se reduce, dando paso a las hormonas de recompensa (serotonina) y al bienestar. El efecto «ansiolítico» se siente en los minutos siguientes a esta dinámica cerebral, y luego nos sentimimos apaciguados y con sueño.

Este tiempo de recuperación entre dos eyaculaciones se llama «período refractario«.

En la sexualidad tántrica, o más generalmente en la Sexualidad Consciente, un hombre multiorgásmico es un hombre que tendrá orgasmos mientras controla su eyaculación.

Dependiendo de su intención puede elegir eyacular o no, e incluso con un poco más de entrenamiento puede decidir el tipo de eyaculación que desea, con o sin semen.

ÉLISE: ¿Cómo puede un hombre volverse multiorgásmico?

CHRISTIAN: Para llegar a ser multiorgásmico, sin eyaculación y por lo tanto sin «período refractario», hay 2 escuelas de pensamiento.

  • La primera, que yo llamaría el método «muscular», consiste en ejercitar mediante fuertes contracciones, los músculos pubococcígeos del ano y de la parte inferior del abdomen para bloquear literalmente la eyaculación. Sin embargo, esto requiere un cierto entrenamiento para poder localizar y utilizar estos músculos.
  • Al otro método «fuerte», los taoístas lo llaman el «punto del millón de dólares«, consiste en aplicar una presión muy fuerte con la punta de un dedo sobre una cavidad entre los testículos y el ano, para llegar a la raíz del pene y bloquear la eyaculación. En mi opinión es necesario ser un yogui confirmado para realizar esta operación en plena acción!

Ten cuidado de no confundir la no-eyaculación con la aneyaculación o la eyaculación retrógrada.

La aneyaculación es la incapacidad de eyacular durante la excitación sexual (con o sin orgasmo).
La eyaculación retrógrada, por otro lado, siempre ocurre después de un orgasmo, pero el semen, en lugar de ser expulsado normalmente hacia afuera, es devuelto a la vejiga.

No es multiorgásmico tener una aneyaculación con orgasmo o una eyaculación retrógrada, ya que el reflejo eyaculatorio sí tiene lugar, aunque no haya flujo de esperma. Así que el período refractario será tan largo como un orgasmo eyaculatorio estándar.

ÉLISE: Pero entonces, ¿cuál es el método correcto para tener un Orgasmo Tántrico?

CHRISTIAN:  Nuestro método, el cual enseñamos en los talleres de La Casa Dorada es el llamado método «energético». Solo aprendiendo a «domesticar» la energía sexual, la energía vital, es que seremos capaces de controlar la eyaculación, simplemente con la intención.

Esto requiere la mayor relajación posible de todos los músculos, el control de la respiración, la capacidad de visualizar la energía, de hacerla crecer y circular por todo el cuerpo, estar en un estado casi meditativo para soltar el control de la mente y, finalmente, estar lo más atento posible a las sensaciones del cuerpo.

Mira nuestro Calendario de Talleres de Sexualidad Consciente
Hombre meditando - Sexualidad Tántrica

ÉLISE: ¡Eso parece mucho para hacer al mismo tiempo!

CHRISTIAN: Sí y no, es un poco como cuando aprendes a conducir, apretar el embrague, meter la marcha, soltar el embrague y volver a acelerar… Creo que todos entramos un poco en pánico con esto cuando aprendimos a conducir! ¿No?

Aquí sucede lo mismo, tienes que aprender a hacer todas estas acciones en el orden correcto y en el momento adecuado, para convertirte en un hombre multiorgásmico que controla sus eyaculaciones a su gusto.

Las prácticas del Tantra y del Tao permiten alcanzar el estado multiorgásmico de forma más fácil y natural. Con práctica por supuesto, pero muy rápidamente, se convierte en algo muy natural y se hace casi sin pensar en ello, ¡como automáticamente!

El Yoga Orgásmico, la Meditbación , la Meditación Orgásmica y la Órbita Microscópica son prácticas que enseñamos y que están perfectamente adaptadas para alcanzar, en poco tiempo, la capacidad de convertirse en un hombre multiorgásmico, no eyaculatorio, a través del control de la energía. Estamos hablando de un orgasmo energético.

ÉLISE: ¿Un orgasmo energético se siente igual que un orgasmo eyaculatorio «tradicional»?

CHRISTIAN: La verdad es que no tiene nada que ver, en términos de intensidad, sensación y beneficio.

En un orgasmo eyaculatorio tradicional, el camino será como una escalada, más o menos rápida, para alcanzar un «pico», en inglés decimos «a peak orgasm», y una vez que se alcanza el pico, hay inevitablemente un descenso… Y nos iremos a dormir después de haber pasado uno o dos picos, tal vez uno o dos picos más para los que mejor se desempeñan.

Los Orgasmos Energéticos, se llaman «Orgasmos del Valle«, porque bajaremos un poco en vez de subir. Entonces el camino a lo largo del valle será más duradero, más profundo y más intenso.

Además, el beneficio colateral de un orgasmo energético es que, al dejar de estar en la intención y el control de la mente, el cuerpo será capaz de tomar el mando, la dirección de las operaciones, y allí puedes estar seguro de que estarás en perfecta armonía con tu pareja. Todos tus gestos, todas tus acciones se adaptarán perfectamente a las necesidades y deseos de la persona con la que interactúe.

ÉLISE: ¿Es este el Orgasmo Tántrico?

CHRISTIAN: El estado final es cuando ambos miembros de la pareja son capaces de tener orgasmos energéticos. En esta etapa, hemos renunciado a la sexualidad de la fricción, es el Orgasmo Tántrico, el orgasmo energético dual.

Se practica durante los rituales sexuales tántricos, el Yab Yum, que es la Posición Tántrica Unificadora, cuyos efectos son de una intensidad difícil de describir, y cuyo eco y beneficios son duraderos.

Estos rituales pueden tener lugar en algunos cursos avanzados para parejas y requieren varios días de preparación y activación energética, con personas que dominen las técnicas que enseñamos en La Casa Dorada.

Por último, cabe señalar que esto funciona para todas las parejas, independientemente de su género u orientación, ya que las energías masculina y femenina se equilibran espontáneamente.

Para terminar, diría que la Sexualidad Tántrica no es necesariamente una sexualidad cotidiana, es un poco como la comida, que también es una necesidad. Puedes comer un sándwich mientras caminas por la calle y también tener una suntuosa cena en un restaurante gastronómico (Sexualidad Tántrica), que has reservado con mucha anticipación, y para la cual te prepararás de manera especial.

La Unificación Tántrica es sobre todo un ritual, con un principio y un final definidos. Una cita fijada de antemano, la decoración del lugar, el ambiente, la música… Una preparación personal, física y emocional de cada participante. El último y más importante punto será definir una intención para este ritual. Al mismo tiempo, y también en comunión con las energías masculinas y femeninas universales.

¿Te interesan nuestros artículos del blog?

Suscribirse