¡Shhh!… Guárdatelo para ti. ¡Te contaré algunos de los secretos sexuales de los taoístas!
El elemento esencial del Tao se encuentra en el «Chi», la Energía Vital. Esta energía invisible que forma y anima todo el universo, vivo y no vivo.
A través de varias prácticas, los taoístas buscan métodos de rejuvenecimiento basados en el principio de la inmortalidad. El objetivo es hacer circular y reforzar la propia energía vital para compensar cualquier disfunción física y psíquica.

De la serie de entrevistas realizadas por Élise Di a Christian de La Casa Dorada.

ÉLISE: ¿Cuáles son los secretos del Tao Sexual para mantenerse joven?

CHRISTIAN:Según los taoístas, a menudo nos falta el Chi, aunque a veces tenemos demasiado. Para armonizar este flujo de energía aquí hay algunos ejemplos de ejercicios que puedes practicar en casa:
Orientados a lo espiritual y al balance mental: el Qi Gong, una práctica que combina ejercicios de respiración, visualizaciones mentales, movimientos y posturas.

En una dimensión más práctica, hay algunos ejercicios adaptados tanto para hombres como para mujeres.

Para los hombres:

El "Kung Fu sexual" o "fitness genital"

El objetivo es fortalecer la parte interna de los genitales y los músculos que los rodean. Aquí tratamos las «raíces del árbol«. Esto incluye el ejercicio “jalar de un peso”.

El ejercicio consiste en suspender un peso (empezar con 0,5 kg o 1 kg) de un pañuelo de seda pegado a la base de los genitales y, al ritmo de una respiración abdominal lenta y profunda, se realizará un movimiento de tracción hacia arriba, contrayendo los músculos pubococcidiales y abdominales inferiores.

Esto fortalecerá la parte interna del pene y mejorará la circulación de la sangre, “enraizando” así el pene al cuerpo. Esto ayuda a resolver los problemas de disfunción eréctil, eyaculación precoz e incontinencia urinaria.

Otros ejercicios que los taoístas incorporan a su rutina diaria mejoran la vascularización y la flexibilidad del cuerpo cavernoso del pene, permitiendo así erecciones firmes y duraderas independientemente de la edad de la persona.

Para las mujeres:

El Huevo de Jade

Después de adquirir un huevo de jade, (de peso y tamaño adaptado a la fisiología), el ejercicio se practica tumbada. La mujer debe alternar una contracción del perineo y luego su relajación, siguiendo el ritmo de una respiración abdominal lenta, para hacer circular el óvulo en la vagina y así fortalecer los músculos internos y hacer más flexibles las paredes vaginales.

Esto aumenta el tono y reduce ciertos problemas de salud sexual como la insensibilidad, la sequedad vaginal o la dificultad para sentir placer.

Gradualmente y con la práctica regular, el ejercicio puede ser practicado de pie. Para las más experimentadas, será posible añadir un peso (de 100 a 500 gr) al huevo para alcanzar una tonicidad y sensibilidad óptimas.

En resumen, estas prácticas ayudan a que la energía sexual de las mujeres y los hombres circule armoniosamente en el cuerpo y fortalezca los genitales para una actividad sexual más satisfactoria y enriquecedora a largo plazo.

¿Te interesan nuestros artículos del blog?

Suscribirse