Pensar y tener una mente activa es, en efecto, parte de la naturaleza humana… Sería una clara negación de nuestra naturaleza profunda, si se nos dijera que es posible estar «totalmente presente«, incluso por un corto tiempo. Especialmente en esos momentos de incertidumbre que toda la humanidad está experimentando. Y a pesar de toda la meditación y todas las técnicas de relajación que se puedan implantar en la vida diaria, es normal que surjan pensamientos, imágenes. Déjalo estar. Es la belleza de la complejidad del cerebro.

De la serie de entrevistas realizadas por Élise Di a Christian de La Casa Dorada.

ÉLISE: ¿Qué tiene que ver el Mindfulness con esta “complejidad cerebral”?

CHRISTIAN: El Mindfulness o la atención plena, se trata más de tomar consciencia y regular estos pensamientos pasajeros, que de suprimirlos.

ÉLISE: ¿Es útil el Mindfulness en un contexto íntimo como cuando persisten los pensamientos intrusivos durante el coito?

CHRISTIAN: Puedes utilizar fácilmente 3 técnicas para conectarte a tu propio cuerpo y con tu pareja durante el coito.

  • La primera técnica, es básicamente la que usas de momento a momento: la respiración. Pero aquí te invito a implementar la respiración consciente. Al respirar conscientemente, surgirá una energía más vibrante. Y cuanto más energía surja, más aire y oxígeno necesitarán y así más sentirán en su cuerpo. Así que siente las inhalaciones y exhalaciones por la boca cuando los pensamientos son persistentes.

  • Técnica 2. Permite que tu cuerpo se mueva como quiera. Sin ninguna meta concreta exigencias de rendimiento. Como un gato que viene a ti para recibir caricias. Mueve tu cuerpo sin ninguna intención, manteniendote sólo en el placer de recibir.

  • Técnica 3. El sonido. Porque el sonido es vibración y la vibración es energía. Nada puede resistirse a la vibración. Es la mejor manera de derribar cualquier resistencia y bloqueo. Así que no tengas miedo de desbloquear cualquier sonido retenido, ¡libera tu voz! También puedes poner música. Esto puede ayudar si eventualmente te sientes avergonzadx de ser expresivx vocalmente!

¿Te interesan nuestros artículos del blog?

Suscribirse