Desde la “liberación sexual” surgida en los años de la posguerra (y con un pico en los 70s) ha habido una creciente consciencia acerca de la sexualidad y sus beneficios. A pesar de ello, la mayoría de nosotr@s nos encontramos aún con una visión estrecha de lo que es el acceso al placer.
Confinad@s y constreñid@s en fases de insatisfacción y frustración -en general no reconocidas-, podemos llegar a cuestionarnos si existirá la posibilidad de disfrutar de una sexualidad infinitamente enriquecedora.

De la serie de entrevistas realizadas por Élise Di a Christian de La Casa Dorada.

Elise: ¿Cuál es el origen de la insatisfacción sexual?

CHRISTIAN: Hay varios motivos.

En primer lugar, cuando hablamos de sexualidad la penetración es lo primero en lo que pensamos. Teniendo en cuenta que alrededor del 70% de las mujeres siente poco o ningún placer con el sexo penetrativo, no debería sorprendernos que gran parte de la población se queje de una sexualidad limitada y poco enriquecedora.
Retomando los motivos más comunes diría que, en la mayoría de los casos, el motivo principal es la falta de comunicación. Empezando por un@ mism@, ya que suele ser difícil definir nuestros propios deseos, tomar consciencia de ellos y muchas veces incluso aceptarlos.

...alrededor del 70% de las mujeres siente poco o ningún placer con el sexo penetrativo...

Sucede también con la pareja, con quien es aún más difícil expresar las propias necesidades y deseos. Aparte de los condicionamientos sociales que nos limitan sin que seamos conscientes de ello, la causa de esta falta de comunicación proviene del hecho de que (erróneamente) tememos que lo que expresemos pueda ser interpretado como un juicio. Cuando en realidad, expresar nuestros deseos y necesidades es el punto de partida para una sexualidad satisfactoria.

Quiero señalar que el simple hecho de tener la posibilidad de poder expresarse, es un gran paso para superar la sensación de insatisfacción. Expresarnos para ser escuchad@s ¡es una gran cosa! Nuestras parejas pueden ser capaces o no, o estar dispuestas a conceder nuestros deseos o no, pero poder manifestarlo es enormemente liberador y satisfactorio.

Tener la posibilidad de poder expresarse, es un gran paso para superar la sensación de insatisfacción.

El segunto motivo es que tenemos demasiadas expectativas. Esperamos que nuestr@s compañer@s adivinen qué nos satisface, sin tener nuestras necesidades claras. Esperamos que la experiencia nos conduzca al orgasmo, cuando muchas veces la otra persona sólo quiere permanecer en un momento de ternura.

También es una cuestión de “tempo”, ya que el flujo de energía no va en la misma dirección, ni al mismo ritmo, en mujeres y en hombres. Y teniendo en cuenta que frecuentemente las mujeres tardan más tiempo en empezar a sentir placer.

ÉLISE: ¿Cómo podemos superar la insatisfacción sexual?

CHRISTIAN: Buscar el orgasmo es la mejor manera de no encontrarlo.

Incluso aunque esta intención no se verbalice y sea completamente inconsciente, suele ser la causa de la interacción sexual de las parejas. Hay una especie de obligación a obtener ciertos resultados que se inmiscuye en este precioso e íntimo momento.

Muy por el contrario, lo que necesitamos es aprender a participar en la intimidad sin expectativas, sin un objetivo. Permanecer atent@s al momento presente, sintiéndonos a nosotr@s mism@s y a la otra persona. Esto implica no “estar en la mente”,sino intensamente en el cuerpo.

Insatisfacción sexual: ¡reclama tus necesidades más profundas!

Buscar el orgasmo es la mejor manera de no encontrarlo.

No concuerdo del todo con la idea de que el primer órgano sexual es el cerebro. Hay tanto sucediendo allí, aparte de la química, y el ego juega un papel tan importante, que de seguro no vivimos el momento presente con toda la atención e intensidad que merece. Necesito un poco más de tiempo para desarrollar esta afirmación, y lo haré pronto.

Es importante entender que antes de lograr la satisfacción con nuestras parejas, es esencial aprender a alcanzarla sol@s. Experimentando el despertar del propio cuerpo a través de la auto-exploración, para luego poder poner nuestro placer en palabras y así poder guiar a la otra persona. Hay pocas posibilidades de estar satisfech@s con la pareja, si un@ no está satisfecho consigo mism@.

... cada un@ es responsable de su propio placer!

La insatisfacción también se asienta con el pasar del tiempo. Una vez pasada la fase de “luna de miel”, nos solemos acostumbrar a ciertos hábitos que nos conducen a la monotonía… nada atractiva!. Esta insatisfacción se convertirá gradualmente en frustración, retrayéndonos y llenándonos de sentimientos de carencia que causan problemas emocionales, psíquicos y somáticos. ¡La clave está en tener la voluntad de trascenderse y reinventarse!

ÉLISE: ¿Cuáles son las consecuencias de la insatisfacción sexual?

CHRISTIAN: La frustración puede llevar a la pareja a poner en duda la relación. Inluso causar que algun@ vaya a buscar el anhelado efecto “luna de miel” en una relación nueva. Con frecuencia se vuelve a caer en los mismos patrones de insatisfacción, con el agregado de un sentimiento de culpa.
Si hay mucho amor en la pareja, se pueden explorar formas de sexualidad más lúdicas, como el BDSM por ejemplo, o a invitar a otras personas a su dinámica.

La frustración puede llevar a la pareja a poner en duda la relación.

Cuando l@s veo predispuest@s, suelo invitar a mis client@s a realizar estas experiencias lúdicas,  ya que favorecen el diálogo y expanden el rango de posibilidades. Estas experiencias dan una nueva perspectiva a la intimidad, llevándonos a preguntarnos constantemente sobre las necesidades de la otra persona, ¡y esto es muy bueno! Incluso si no se llegara a la acción, se abren las ventanas y entra aire fresco, ¡y eso ya es mucho!

Otra causa de insatisfacción que es importante mencionar es el dolor durante el sexo.

Para muchas mujeres puede resultar difícil tener satisfacción sexual luego de un parto u operación. Los problemas de erección en los hombres también pueden ser factores determinantes.

Esto puede ocasionar que las relaciones sexuales sean cada vez menos frecuentes e que incluso desaparezcan.

Ofrecemos diferentes soluciones para tratar estos problemas físicos y psicológicos tanto para hombres como para mujeres. Y la ventaja de estas propuestas es que no son sólo restaurativas o curativas, sino que implican nuevas formas de ser y actuar en la intimidad, volviendo a entretejer suavemente los lazos de un amor que puede haberse deshecho con el tiempo.

Al redefinir la propia escala de placer, un@ aprende a sentirlo antes y más intensamente. Es a través de una lenta progresión que un@ entrará en el placer, hasta convertirse en un@ con él.

Interested in our Blog articles?

Subscribe